“Geografía tradicional” en la provincia de Burgos y en la zona de Belorado y La Riojilla burgalesa

Extraído del libro Juegos populares y tradicionales en el Camino de Santiago: Belorado y la Riojilla Burgalesa, de Silvia Sedano Campo, ilustre beliforana, donde podemos ver la influencia cultural de tierras vecinas en la provincia de Burgos, y más concretamente en la comarca Bureba – Ebro, que es en la que se incluye esta subcomarca de la Riojilla Burgalesa.

Un gran trabajo de investigación que nos muestra lo rico y variado de los juegos populares burgaleses de esta  zona burgalesa del Camino de Santiago.  El texto que se copia  sirve como introducción a un apasionante trabajo del que recomiendo una amplia y honda lectura. El libro ha sido editado por la Asociación cultural La Tanguilla y puede adquirirse en cualquier librería beliforana y burgalesa.

La Provincia de Burgos ocupa el segundo lugar en cuanto a tamaño en la comunidad autónoma de Castilla y León, lo que obviamente influye en la variedad de costumbres existentes en una zona u otra y hace que la provincia sea heterogénea en lo que a modalidades lúdicas se refiere.

Cuando queremos contextualizar la situación de una provincia no podemos olvidarnos de hablar de los límites geográficos de la misma puesto que estos son un foco de penetración de influencias culturales que afectan en todos los ámbitos de la vida de los habitantes de la zona. Burgos  limita con cuatro provincias de la comunidad: Palencia, Valladolid, Soria y Segovia, de donde han llegado y llegan notables influencias que también afectan al ámbito de lo lúdico. En la zona estudiada son más determinantes los límites con otras  comunidades autónomas, en concreto con el País Vasco y La Rioja, cuyas influencias han sido fundamentales en la evolución histórica de la comarca. A pesar de lo anterior, es imprescindible indicar que los límites provinciales no han sido siempre  los mismos e incluso las provincias no han pertenecido siempre a la misma región.

También es importante la situación de la provincia como cruce de caminos constituyendo un nexo entre el centro de la Península Ibérica y el mar Cantábrico, entre el centro y el País Vasco (y lógicamente Francia) y un nexo entre Portugal y la salida natural hacia Europa. D e las vías de comunicación que se cruzan en tierra burgalesa mención especial merece el Camino de Santiago (o Camino Francés) vía espiritual y cultural que atraviesa la provincia de este a oeste y que sin duda ha marcado en gran parte el devenir de la provincia desde la Edad Media.

Igualmente es preciso hablar de la constitución interna de la provincia. Son ocho comarcas naturales las que la componen: Merindades, Bureba – Ebro, Demanda, Ribera, Arlanza, Pisuerga, Páramos y Arlanzón.

Es importante conocer esta estructuración porque la división no es puramente física sino que cada una de las comarcas cuenta con una serie de características socioculturales, entre las que se encuentran las modalidades lúdicas, que hacen que tengan personalidad propia. No obstante esta afirmación no puede hacerse categóricamente puesto que, como es obvio, hay comarcas que comparten muchas de esas características y, en muchos casos, (como el que nos ocupa), dentro de una misma comarca puede haber zonas con diferencias notables entre sí.

Una vez descrito un contexto más o menos general, debemos centrarnos específicamente en la zona estudiada, que se encuentra dentro de la comarca denominada  Bureba – Ebro. Dicha comarca tiene una superficie de 1973 Km 2 y limita al norte con las Merindades, al oeste con los páramos y el Arlanzón y al sur con la Sierra de la Demanda. También limita con la provincia de Álava y la comunidad autónoma de La Rioja.

Se sitúa al sur-este de la comarca y constituye el punto de unión entre la Sierra de la Demanda y el valle del Río Tirón. La agricultura cerealística, la horticultura, la ganadería, el aprovechamiento de los montes (madera) y más recientemente la minería y la industria peletera han caracterizado la evolución económica de la comarca.

Los autrigones fueron los primeros pobladores de la zona, posteriormente ocupada por los romanos. De esa ocupación romana la zona ha heredado algunos yacimientos como el de “La Mesa” en Belorado y sobre todo una calzada romana que, proveniente de Tarragona y con destino a Astorga, atravesaba la mayor parte del trasiego de personas procedentes de Europa que deseaban acceder a los reinos de Castilla y de León, siendo el paso natural desde el Valle del Ebro hasta la Submeseta norte.

Verdaderamente importante será el desarrollo de la población principal, Belorado, como villa estratégica, deseada por los reinos de Navarra y de Castilla y favorecida e influenciada por ambos. Esto provoca que hoy en día las tradiciones que han perdurado en la zona tengan un carácter ecléctico.

Como ya dijimos anteriormente, los límites de la provincia de Burgos con otras comunidades han sido decisivos de cara a favorecer la llegada de influencias externas. Esto cobra especial importancia en la zona estudiada, puesto que su cercanía con la Rioja hace que muchas de sus costumbres y tradiciones sean similares a las de esta comunidad autónoma. Tanto es así, que se ha denominado a la zona como al comarca de la Riojilla Burgalesa, siendo su cabecera Belorado (Aunque como ya hemos visto no alcanza el estatus de comarca natural) .

La ruta jacobea ha sido y es fundamental en el desarrollo de la zona estudiada puesto que al comarca tiene como eje longitudinal de este a oeste el Camino de Santiago, que aquí inicia su andadura por la provincia de Burgos y por Castilla y Léon y que ha conllevado un trasiego importante de peregrinos desde el siglo IX. Esta vía de peregrinación, además de  ser camino de intercambio de costumbres y creencias procedentes de Europa, constituye uno d elos factores determinantes del trazado urbano d elas poblaciones que hay a su paso.

Para delimitar la zona tomaremos como eje el Camino de Santiago desde su entrada en Castilla y León hasta alcanzar el municipio de Villafranca Montes de Oca. Así hemos recogido información de cada uno de los municipios y pedanías (Entidades administrativas de ámbito territorial inferiores al municipio) atravesados por esta vía.

A continuación se enumeran los pueblos estudiados junto con su pedanías:

  • Redecilla del Camino
  • Castildelgado
  • Bascuñana
  • Viloria de Rioja
  • Ibrillos
  • Redecilla del Campo: Quintanilla del Monte en Rioja, Sotillo de Rioja
  • Fresneña: San Crsitobal del Monte, Villamayor del Río
  • Belorado: Avellanosa de Rioja, Castil de Carrias, Eterna, Loranquillo, Puras de Villafranca, Quintanaloranco, San Miguel de Pedroso
  • Tosantos
  • Villambistia
  • Espinosa del Camino
  • Villafranca Montes de Oca: Ocón de Villafranca

Aunque por alguno de los pueblos anteriormente enumerados no discurra la vía jacobea (Ibrillos, Redecilla del Campo, Bascuñana, Fresneña), consideramos que esta ruta no sólo deja su importacia en los municipios que atraviesa, sino en todos aquellos que están vinculados social y culturalmente a la zona.

Por otro lado hemos decidido incluir en el estudio a las localidades de Cerezo de Río Tirón (y su pedanía, hoy deshabitada, Quintanilla de las Dueñas) y Fresno de Río Tirón. Ambas también están fuera de la ruta jacobea, sin embargo no cabe duda d que a lo largo de la historia se han visto influenciadas indirectamente por su presencia y además ambas poblaciones comparten multitud de aspectos socioculturales con toda la zona en su conjunto y especialmente con la población principal, Belorado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s