Hay muchas formas de ordenar…

Con las excusas de la crisis y no sé qué zarandajas más, nuestros amados líderes empiezan a frotarse las manos por la posibilidad de afianzar, si cabe, aún más su poder sobre las vidas y los dineros de nosotros, los pobres y sumisos mortales.  Una crisis que, por otra parte, ellos han alimentado. Quien paga es el pobre diablo de a pie y, parece ser que si ese pobre diablo no vive en una capital de provincia, paga el doble.

La mafia que nos gobierna y se hace llamar Junta de Castilla y León está engrasando la máquina del joder para ponerla a mil revoluciones. Ya recién estrenada la sede de municipios y provincias en la “capital” del imperio, y con el beneplácito de Rubalcaba  para que las Diputaciones Provinciales pendan de un hilo,  han desplegado el tablero del Risk regional para jugar con algo sagrado para muchos, que no es otra cosa que su pueblo.

En esta comunidad de dulzaina y tamboril han tomado como base las zonas básicas de salud (ver aquí)  para reordenarnos a la española, deprisa, corriendo y mal, beneficiando al municipio cabeza comarcal de turno y, sobre todo, a las capitales de provincia y a la capitalísima pucelópolis, donde estas hienas han sabido cavarse un buen nidito en estos treinta años con los recursos que al resto nos niegan muchas veces por nuestra propia ignorancia, miedo a pedir lo que nos corresponde o simplemente porque en muchas zonas ya no quedan pedigüeños.

Pretenden quitar los pocos servicios básicos que tiene cada pueblo y centralizarlos en el municipio grande al que muchas veces no hay ni una buena comunicación, ni una línea de autobús decente, ni siquiera asfalto en la carretera. Pretenden crear un mundo de felicidad y armonía cuando no hay medios para ello, medios que nos han negado durante 30 años de puta bendita autonomía.

La única razón es que, según ellos, un pueblo no es rentable. Y yo me pregunto cómo un pueblo va a ser atractivo sin vías de comunicación decentes, sin desarrollar las existentes, sin invertir en ellos.  Es sabido que muchos pueblos  el servicio de limpieza, iluminación, mantenimiento de calles, entre otros, es el que vive allí quien lo desempeña, y que los gastos del día a día corren de su bolsillo, además de los impuestos que, como todo currito de ciudad, también se pagan. ¿y todavía osan decir que un pueblo sale caro? Incluso en ciertos municipios han tenido que coger pico y pala y arreglarse ellos solos los accesos y parte de la carretera. ¿Es esto despilfarro de dinero público? ¿Cobra el alcalde de Mataconejos de Arriba lo mismo que el de CityLand del Caviar? Si cobra…

Más caro sale la 4ª candidatura consecutiva a los J.O.  de Madrid, más cara sale una piscinita en Valladolid pagada por todos los bobos de las otras 8 provincias, o las obras innecesarias que se cuentan por millones en cualquier población de más de 5000 habitantes… Pero parece que para todo esto hay un cheque en blanco.

En resumen, pretender descalabrar el territorio en propia conveniencia, toman las nueve provincias, una monstruosidad de 94.223 km² como si fuese un ente homogéneo, como si fuese un puto lego, un puto trozo de barro que moldear a su gusto, sin comprender que todas las provincias no tienen los mismos problemas, ni todos los ayuntamientos pequeños o grandes son una carga para las arcas públicas. La noticia de esta metida de mano ha causado indignación en muchos pueblos que sí han sabido progresar con los pocos recursos de los que ha dispuesto y ahora tienen que pagar las consecuencias de una crisis en la que ellos no han tenido nada que ver, las consecuencias de un sistema que ha ido sangrando poco a poco el medio rural para aglomerar millones de ciudadanos en 10km²: tristes, pero serviles.

Si puedo dar un consejo a  los carroñeros de Funsaldaña es que no abran la caja de Pandora, pues puede salirles el tiro por al culata.  ¿Sabían ustedes que Castilla y Leon es el ente político sub-estatal más grande de Europa? Y esto puede ser la causa, viendo la nefasta gestión que van a  hacer ustedes con nuestras tierras, que en un futuro no muy lejano determinadas zonas limítrofes muertas de asco enganchemos la caravana a nuestro coche  y partamos rumbo hacia otro camping donde nos traten de manera más agradecida.

Como yo también sé ordenar, propongo este proyecto que el día de mañana puede que muchos vecinos de las zonas afectadas vean con buenos ojos, y un político hábil de los del otro lado de la linde pueda aprovechar.  Para hacer este mapa me he fijado en criterios geográficos, humanos, climatológicos, culturales y laborales, aliñado todo ello con una buena dosis de mala ostia y otra poca de imaginación. Es algo que podría beneficiar, incluso, al estado, ya que serviría para satisfacer las demandas históricas de ciertos nacionalismos tradicionales y emergentes, que los hay, y así el partido de turno poder seguir chupando unos cuantos añitos más del bote.

No sé si tendré madera de Esperanza Gracia, pero casi con toda seguridad podría afirmar que esto podría ser la Castilla y León del futuro.

Click en la imágenes para verlas a buena calidad:




Anuncios

2 Respuestas a “Hay muchas formas de ordenar…

    • No tomes los mapas al pie de la letra, son bastante exagerados si hablamos de realidad y sentimiento popular, pero si hablamos de lo que para la junta de la comunidad de regantes de castilla y león es periferia, me he quedado bastante corta. Olviden, olviden, que nosotros olvidaremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s